Airea 2013: por la salud respiratoria infantil

“Un año más la Fundación Roger Torné ha llevado a cabo y con éxito las colonias Airea, cumpliendo con su objetivo y razón de ser que es, la prevención de la salud infantil y en especial la salud respiratoria infantil. Precisamente el programa fue diseñado para cumplir con ese propósito de prevención y todas sus actividades están pensadas para que los niños y niñas asistentes incorporen pautas de comportamiento que les ayuden a prevenir y mejorar muchos de los problemas respiratorios y alérgicos que frecuentemente padecen. A las colonias pueden asistir todos los niños y niñas que lo deseen pero son especialmente indicadas para aquellos niños con problemas de carácter respiratorio y/o alérgico. Las colonias se desarrollan en un ambiente donde el aire tiene una excepcional como es el Parc Natural del Montseny y el entorno de una gran belleza favorece y estimula el interés de los niños y niñas asistentes por el medio natural, lo que les permite no solo aprender de él sino estimular el propio aprendizaje.

CTA-Text

Todos los profesionales que forman el equipo de Airea dedican una extraordinaria cantidad de tiempo y de energía para que los niños y niñas participantes tengan garantizado un ambiente de seguridad y tranquilidad. Este ambiente queda reforzado por la presencia de una enfermera pediátrica las veinticuatro horas del día que conoce y supervisa la medicación y las dietas de aquellos niños y niñas con alergias o intolerancias.

Las alergias, intolerancias y restricciones (por motivo religioso) en la alimentación se integran los menús de las colonias, de forma que los niños y niñas no tengan la sensación de que son un motivo de separación entre ellos. Por el contrario, se suavizan las diferencias (este año, por ejemplo, en diversos platos se utilizaron condimentos sin gluten, porque había varios niños celíacos), pero si finalmente se producen (en el desayuno hay leche normal, sin lactosa o de soja, porque es frecuente la intolerancia a la lactosa) se plantea como un hecho que no debe ser indicativo de “anormalidad”, sino de una característica que hay que integrar en la convivencia cotidiana. Está demostrado que cuando los adultos actuamos con naturalidad, los niños integran las diferencias también con naturalidad.
Desde el inicio del programa la Casa del Aire se viene observando un proceso de acercamiento emocional entre todos los niños que participan repetidamente. Aunque eso no sea nada excepcional, cabe resaltar el hecho de que se han forjado amistades entre niños de muy diferente procedencia social y ubicación geográfica. Y ha ocurrido porque  se han encontrado en un espacio donde, en palabras de una niña que ha acudido por primera vez a Airea, “me permitió ser yo misma”. Creemos que no hay mejor recompensa para todos los profesionales que formamos el equipo.

La Fundación Roger Torné, a través de Airea ofrece un espacio donde los niños y niñas no tienen que valerse de la apariencia, de los mil y un aparatos y artilugios con que una gran parte de la sociedad llena su vida para que no se aburran, sino que les invita a disfrutar del aire libre, de la lectura, pero también del reto de compartir una convivencia con otros niños y niñas, muchos de ellos desconocidos y a abordar tareas conjuntas que les llevarán a diseñar elementos más o menos complejos, de acuerdo con su edad, pero que les hará interactuar y cooperar entre ellos.

Un aspecto especialmente importante en las actividades cotidianas de las colonias, son los talleres de respiración que se realizan a diario. Justo al levantarse realizan una higiene nasal que les permite aprovechar al máximo los beneficios del buen aire que les rodea y a la vez incorporar un hábito fundamental en su higiene diaria. Para la Fundación es una satisfacción contar con la inestimable colaboración de Laboratorios Quinton. Cada año nos facilitan gratuitamente las unidades necesarias del agua de mar para la higiene nasal. Para todos los niños y niñas de Airea, realizar la higiene ya no es algo extraordinario, sino que forma parte de su rutina diaria, que incluso se extiende al hogar, pues son muchas las familias que incorporan ese hábito una vez finalizadas las colonias porque la experiencia les ha demostrado que es beneficioso para ellos, especialmente porque sufren menos resfriados invernales.

Otro de los aspectos a resaltar de Airea es la seriedad con que los niños y niñas asistentes abordan sus tareas diarias. Algunos de los elementos construidos se los pueden llevar a casa, otros sin embargo son grandes y temporales y son utilizados en las múltiples actividades que desarrollan. Juntos o en equipos cosen, cortan maderas y cartones, pintan, cocinan y escriben teatro, y canciones. Y lo que es más importante, disfrutan estando juntos. En suma son ellos en estado puro y su imaginación vuela ante la posibilidad de construir y crear en grupo.

Y esas vivencias son las que se traslucen en la mirada y en la alegría de los niños y niñas cuando regresan a sus hogares después de haber compartido diez días juntos. Por todo ello, la Fundación Roger Torné tiene siempre muy presente la definición de salud que hizo la OMS en 1978 “un estado pleno de bienestar físico y psíquico”, un reto que, como se demuestra cada día, no es fácil, pero en el que todos tenemos una responsabilidad compartida. Las colonias Airea son un pequeño grano de arena, pero a nivel individual estamos convencidos que juegan un papel importante en el crecimiento y maduración de los niños y niñas que participan.”

Airea 2013

Artículo de la Fundació Roger Torné.

CTA-Post

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s